Ser sacerdote no es una maldición, afirma Arzobispo 

Javier Jiménez

El arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, Pedro Vásquez Villalobos, invitó a orar por las vocaciones sacerdotales.

Durante la homilía dominical, el Jerarca de la Iglesia Católica, dijo que el Seminario es de toda la Arquidiócesis y por eso todos somos responsables de que esté de pie.

Pidió hacer oración por las vocaciones, toda vez que en ellos se encamina hacia el camino de Dios.

Vásquez Villalobos, dijo que no es una vergüenza y tampoco una maldición tener un hijo sacerdote, pues representa un agradecimiento a Dios, y es una bendición también.

También pidió crecer en la fe y ser hombres y mujeres de grande fe.

Indicó que ser personas de fe, significa creer en lo que Dios prometió.

El arzobispo de Antequera, expuso que en estos días de Semana Santa, también es importante reflexionar sobre la Cruz que cargó aquel hombre para salvarnos.

Hemos sido llamados para vivir en la eternidad con Dios, por eso tenemos que irnos transformarnos, apuntó.

Pidió construir un mejor rostro hacia el señor, con gozo y felicidad.

Dales la oportunidad a tus seres queridos que disfruten de tu presencia, a los compañeros de tu trabajo que disfruten de tu trabajo, expuso al pedir que se esfuerce, se luche y se salga adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *