Denuncia amenaza de levantón : GDH

¡A ese cabrón le vamos hacer un levantón para que pare de estar fregando! Fue lo que dijo  la persona que está ocupando mi espacio, denunció Genaro Durán Hernández, quien lleva los trámites de la liberación del espacio de ventas de gelatinas y postres de las hermanas Fuentes Anaya , por lo que, hizo responsable de cualquier cosa que le suceda a él, a su ex esposa Evangelina Fuentes Anaya, a su cuñada y a su hijo.

Genaro Durán Fuentes, Aseguró que “jamás  llegue a un acuerdo con las personas que expenden frutas en el espacio que me corresponde y que desde el año de 1925 hemos venido expandiendo esos artículos de forma regular, hasta que en el mes de marzo del 2014, se llegó a instalar la persona que está invadiendo el mismo”.

Recordó que con el que sí tuvo un acuerdo y que aún no lo ha cumplido es con Josué Monterrey Velasco, “él me pidió que le diera un tiempo para que esa persona fuera quitada de mi espacio y de esa manera mi ex esposa y ex cuñada, pudieran instalarse en el horario que les corresponde y no lo ha hecho”.

Explicó que el recibo del año 2001 que presenta la frutera que invade su espacio que tiene desde 1925 tiene muchos errores, como es el que aparece a nombre de Zoila Ramírez Martínez, cuando las fruteras que han invadido su espacio tienen otros nombres y apellidos, además que “el metraje que indica el permiso que presenta es un un metro con 50 centímetros por un metro con 20 centímetros, cuando el espacio que utilizan es de cuatro metros por cuatro metros” también indica que su lugar para vender es la calle de Segunda de Flores Magón junto a la puerta del mercado Benito Juárez Maza, “mi permiso indica que debemos estar instalados en la calle de segunda de Flores Magón  esquina las Casas”.

Independientemente que “ella presenta un permiso del año 2001 cuando después de cinco años la autoridad ya está quitando el permiso por falta de pago, no sé de qué privilegios goza, para que tenga tanta impunidad para no pagar durante 18 años y no le revoquen el permiso”

Solicitó la intervención del presidente municipal, Oswaldo García Jarquín, para que la persona que invade su espacio sea colocada en el lugar que le corresponde y no siga lesionando su economía, ya que al retirarse a las 20:00 horas, le deja poco tiempo para la venta de sus productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *